Menos glaciares, mayor escasez de agua.

Resumen: 

La Cordillera de Vilcanota en la región Cusco, ya perdió 30 % de su masa glaciar. Y según Walter Choquevilca Lira, coordinador del Proyecto Glaciares de CARE Perú - Cusco, existen ecosistemas muy frágiles que serían afectados por la deglaciación, como los bofedales. “Esta situación preocupa porque la cuenca abastece de agua potable a la ciudad del Cusco, a la agricultura y la ganadería. Posiblemente también afecte la generación de energía eléctrica de Machu Picchu, y en las que se están construyendo”, informa Choquevilca.

¿La deglaciación es un efecto del cambio climático?

Uno de los primeros impactos del cambio climático es el retroceso de los glaciares y la variedad del clima. Y como los glaciares son reserva de agua, porque en la estación seca suministran agua a las cuencas, especialmente a los bofedales, entonces se prevé que esta retirada  afectara  fuertemente el suministro del agua.

¿Cómo responder a la deglaciación?

Resulta preocupante que en la mayoría de gobiernos regionales no se está priorizando el tema de los glaciares al momento de elaborar la Estrategia Regional frente al Cambio Climático. Además en el “Plan Estratégico Concertado Regional al 2025”, aprobado por las autoridades cuzqueñas en noviembre del 2011, tampoco existe una sola línea sobre el problema del retroceso de los glaciares. Recién en el caso de las regiones Cusco y Ancash ─ a través del Proyecto Glaciares de CARE Perú que empezó el año pasado─ se puso en la agenda regional los problemas de la deglaciación.

¿Usted es el coordinador del Proyecto Glaciares-Cusco, Como están trabajando con la población?

Específicamente en  el caso del distrito de Santa Teresa, se viene trabajando en el fortalecimiento de capacidades para la adaptación al cambio climático y la gestión de riesgo de desastres asociado al retroceso glacial. Inicialmente el proyecto ha realizado estudios, líneas de base técnicos científicos para identificar las principales amenazas que estén relacionadas al retroceso glacial, como la formación de nuevas lagunas en las partes altas que luego constituyen amenazas por huaycos y por desbordes de estas lagunas. En este momento el proyecto esta involucrando a la municipalidad, para  fortalecer su plataforma distrital de defensa civil y en ese marco se pueda trabajar gestión de riesgo d desastres.

¿Cuál es la participación del Gobierno Regional del Cusco en la implementación del Proyecto Glaciares?

El proyecto esta trabajando con la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente  del Gobierno Regional del Cusco, y con la universidad San Antonio Abat. Por otro lado con la Autoridad Administrativa del Aguas de Urubamba - Vilcanota, de la ANA, estamos trabajando en la implementación y creación de una oficina regional  de glaciología, que se encargara del monitoreo, estudio, investigaciones en el tema de glaciares. Cabe señalar que el último inventario de glaciares que hay en Cusco es del año 1989, y es que la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos de la Autoridad Nacional del Agua, (ANA) con sede en la Región Ancash,  no se abastece.  Hay que hacer el inventario de lagunas,  actualizar el inventario de glaciares, hay que generar mediciones, monitoreo, investigación en las partes altas de las cuencas y otros trabajos.

¿Y que se necesita, de quien depende?

No hay expertos en glaciología, no hay una facultad que los forme, por eso hay muy poca investigación. Pero ya estamos trabajando con la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC) en la formación de profesionales especializados en glaciología. La universidad cuanta con fondos de canon para la investigación, que se acceden mediante concursos de proyectos, ya hay un primer proyecto aprobado, sobre la medición del balance de masa glaciar, y tenemos otro de medición de caudales en áreas de glaciares que esta a portas de ser aprobado. El lunes 25 se esta firmando un convenio de cooperación entre la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM), la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC), la Universidad Nacional de Áncash Santiago Antúnez de Manolo (UNASAMLA) y la Universidad de Zurich. Estas conformaran un consorcio universitario para formar expertos en glaciología.

¿Por el lado de la población cuzqueña, como esta percibiendo el problema del retroceso glacial?

La población en este momento no percibe los riesgos de la deglaciación. Por ejemplo cuando conversamos con los pobladores de en Santa Teresa, sobre el peligro de que en los próximos años no habrá agua, nos dicen “ahora tenemos bastante agua”, pero no se dan cuenta que este incremento de agua es debiendo justamente te al deshielo, al acelerado retroceso glacial. En un primer momento aparentemente hay mas agua, pero va a llegar un momento que esto va a llegar a su pico y esto va a disminuir de aquí a 15 años

¿Qué población será la más afectada, con el retroceso glaciar?

Hay que tomar en cuenta que el sector agricultura utiliza el 80 por ciento del agua, entonces en un primer momento este sector sufrirá por la falta de agua. Pero la ganadería  será la más afectada, en especial las alpacas y llamas que viven de los pastos, porque con el incremento de la temperatura, habrá menos humedad en la parte alta. Entonces los camélidos sudamericanos podrían desaparecer, son los primeros en riesgo porque depende de los pastos.

Fecha de publicación: 
2013-03-27 00:00:00

Información Geográfica

País

Perú

Comentarios